¿Cómo se detecta la disfagia?


La disfagia da nombre a una alteración en la deglución de la persona que puede derivar en molestias o problemas en el momento de formar el bolo alimenticio, de desplazar el bolo por la boca o de tragarlo.

El logopeda es quién se encarga de tratar este problema. Siempre con la ayuda de todo un equipo multidisciplinario de profesionales que pueden dar su valoración, así como con la ayuda de los familiares del paciente.

Es realmente importante tratar la disfagia a tiempo porque puede producir malnutrición, deshidratación, alteraciones en las vías respiratorias, y otros problemas más serios.

Ahora bien, a continuación, mencionaremos ciertas señales que pueden ser un indicador de una posible disfagia. Y que en caso de manifestarse en una persona, es realmente conveniente que vaya al médico. Estas señales son:

  • Se necesitan varios intentos para tragar la comida
  • Se quedan demasiados residuos en la cavidad oral después de la deglución.
  • Existe tos frecuente; e incluso es necesario carraspear después de comer.
  • Hay cambios en la voz después de tragar un alimento.
  • Se dan atragantamientos frecuentes
  • Babeo

Si una persona acude a consulta mostrando alguno de estos síntomas, el logopeda procede a realizar una evolución de la eficacia y seguridad de la deglución; y según cuáles sean sus conclusiones, determinará qué dieta debe llevar, cuál será la consistencia e incluso el volumen conveniente.