El Trastorno de Personalidad Múltiple ha suscitado gran interés en el mundo de la industria cinematográfica desde sus orígenes. Muestra de ello es que ya en 1908 aparece la primera adaptación cinematográfica del libro El Dr. Jekyll y Mr. Hyde (escrito por R. L. Steven y publicado en 1886), que supone una primera aproximación a este Trastorno. Desde entonces han aparecido numerosas adaptaciones de dicha novela, además de otro gran número de películas que utilizan el tema de la personalidad múltiple, como parte de la trama, para otorgar giros inesperados y aumentar la intriga del espectador. No cabe duda del gran interés y curiosidad que despierta el fenómeno en la población general, aunque hay que considerar, que a menudo, la realidad dista mucho de lo que las películas se esfuerzan por representar.

Comenzaremos explicando en qué consiste el trastorno y finalizaremos con una pequeña lista de películas relacionadas.

El Trastorno de personalidad múltiple ó Trastorno de Identidad Disociativo (TID, como nos referimos a él en la actualidad) se caracteriza por la existencia de dos o más identidades o estados de personalidad en un solo individuo que controlan de forma recurrente el comportamiento del mismo. Cada una de las identidades alternas tiene su propia forma de pensar, sentir y percibir lo que le rodea. El cambio de una personalidad a otra (que puede ser más o menos rápido), así como la ausencia de consciencia del propio comportamiento en las otras personalidades, provoca una gran confusión en la vida del que lo padece. Las personalidades pueden interactuar entre sí, coexistiendo de forma pacífica o en ocasiones de forma conflictiva, y el paciente puede referir oír conversaciones internas (dentro de su cabeza) así como las voces de otras personalidades, haciendo necesario el diagnóstico diferencial de una esquizofrenia u otros trastornos psicóticos. Esta dificultad diagnóstica, es muy común en las adaptaciones cinematográficas del TID, como Psicosis/Psycho (1960) de Alfred Hitchcock donde para algunos el protagonista padece un TID, pero otros apuntan a una Esquizofrenia Paranoide en cuyo delirio desarrolla la figura de su madre fallecida.

La fórmula que el cine ha empleado para mostrar estas múltiples personalidades es variado. Algunas películas emplean distintos actores para cada una de ellas, como por ejemplo en El Club de la lucha/Fight Club (1999) de David Fincher (donde Brad Pitt y Edward Norton son identidades alternas de la misma persona). Sin embargo, otras se sirven del mismo actor para interpretar las distintas identidades, como ocurre en A través del espejo/Dark mirror (1946) de Robert Siodmark ó en Las tres caras de Eva/The three Faces of Eve (1957) de Nunnally Johnson. Esta última está basada en un caso real, y  trata de una chica que desarrolló dos personalidades (una cándida y dulce, y otra rebelde y descarada), donde tras la terapia adquiere una tercera personalidad creada por los terapeutas con la que logra sanar. Resulta interesante apreciar como en el cine mudo en blanco y negro, se apoyaban en vestuario y maquillaje, para que un mismo actor pudiera realizar la complicada tarea de representar múltiples personalidades.

Otra característica de los TID, es que la mayoría de pacientes experimentan incapacidad para recordar información personal importante y lagunas de memoria demasiado amplias para ser explicadas por  un olvido normal. Se manifiesta de tres formas principalmente:

  • Lagunas en la memoria remota (eventos importantes de la vida de hace tiempo, en periodo de niñez, adolescencia…)
  • Lapsos en la memoria reciente (p.ej de habilidades tales como la forma de trabajar, conducir…etc.)
  • Descubrimiento de una acción o tarea que no recuerdan haber realizado.

Algunas personas pueden comunicar que, de repente, se han encontrado en la playa, en el trabajo…etc. sin acordarse de cómo llegaron hasta allí.

Entre sus causas, se apunta a que el abuso físico y sexual se asocia con un mayor riesgo, sobre todo la existencia de experiencias traumáticas infantiles (principalmente en la infancia temprana). Muchos pacientes refieren abusos o maltrato en la infancia. En la película Sybil (1976) de Daniel Petrie (basada en uno de los casos reales de personalidad múltiple más famosos de la historia, Shirley Ardell Mason), una joven consulta por visiones y pesadillas. Durante las sesiones se descubren experiencias traumáticas durante su niñez. Llegó a desarrollar 16 personalidades diferentes, hasta que logró reunirlas en una, la con la que obtuvo la curación. La importancia de este film estriba en que a partir de aquí, se incrementó de manera llamativa el número de casos diagnosticados de TID, lo que llevó al escepticismo de  muchos especialistas que cuestionaban la influencia del fenómeno mediático. En 2007 se estrenó una nueva adaptación cinematográfica de Sybil a cargo de Joseph Sargent, de menor duración a la anterior y menos dramática.

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales en su 5ª edición (DSM-5) es la herramienta diagnóstica más utilizada por los profesionales en Salud Mental. Atendiendo a este manual, los criterios diagnósticos para dicho Trastorno son:

  1. Perturbación de la identidad que se caracteriza por dos o más estados de personalidad bien definidos (…). Los síntomas pueden ser observados por otras personas o comunicados por el individuo.
  2. Lapsos recurrentes en la memoria de acontecimientos cotidianos, información personal importante y/o sucesos traumáticos incompatibles con el olvido ordinario.
  3. Síntomas causan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.
  4. No es una parte normal de una práctica cultural o religiosa ampliamente aceptada
  5. Los síntomas no son debidos a efectos fisiológicos de una sustancia u otra afección médica.

Trastornos y síntomas que pueden aparecer junto a un TID:

  • Trastorno de Estrés postraumático
  • Trastornos Depresivos
  • Trastornos de personalidad
  • Tendencias suicidas
  • Trastornos del sueño
  • Ansiedad, ataques de pánico, fobias
  • Abuso de alcohol y otras drogas
  • Trastornos obsesivo-compulsivos
  • Síntomas psicosis-like
  • Trastornos de la alimentación

También puede presentar dolor de cabeza y síntomas neurológicos funcionales o físicos (sin una causa orgánica aparente). Pueden experimentar sensaciones de estar “separado de uno mismo” o incluso experimentar como “irreal” el medio en el que se encuentran.

En cuanto a su presentación, ésta suele ser como un trastorno psiquiátrico que no responde a terapia convencional o con múltiples síntomas somáticos, y no de la manera tan exagerada o violenta como muestran en algunas películas. Es más frecuente en mujeres que en hombres. El diagnóstico del cuadro no suele ser inmediato. Desde que aparecen los primeros síntomas hasta que se diagnostica, generalmente transcurren unos 6 ó 7 años.

La influencia de los síntomas en el día a día de cada persona varía ampliamente. Con el tratamiento adecuado, muchas personas presentan marcada mejoría en el funcionamiento laboral y personal, pero otras continúan con marcado deterioro y precisan un tratamiento a más largo plazo. El tratamiento será psicológico con apoyo farmacológico cuando así lo precise el caso.

No querría terminar sin antes dejar una relación de películas para aquellos que os hayais interesado en el tema.

En cuanto al cine mudo:

  • The case of Becky (1915) de Frank Reicher (a quien podemos ver como actor en la película de King Kong de 1933, interpretando al capitán del barco). Blanche Sweet encarna a la dulce Dorothy. Un hipnotista en su show, hace surgir una segunda personalidad, llamada “Becky”que hará todo lo posible para molestar a Doroth. El Dr. Emerson y su colega el Dr. Arnold, se interesan por el caso.
  • Double Trouble (1915) de Christy Cabanne en forma de comedia romántica.

Otras recomendaciones:

  • A través del espejo/The Dark Mirror (1946) de Robert Siodmak. Un médico aparece asesinado. La sospechosa es una mujer que ha sido vista en el lugar del crimen, pero la trama se complica cuando se descubre que tiene una hermana gemela. Aunque esta película es nombrada en las listas de TID, podrían también considerarse otros diagnósticos para el cuadro que sufre.
  • Las dos caras de la verdad/Primal Fear (1996) de Gregory Hoblit. En esta película Richard Gere ejerce de abogado defensor de un joven monaguillo (Edward Norton) acusado de asesinato. Tras varias sesiones con una psicóloga se le diagnostica de trastorno de personalidad múltiple y logra ganar el juicio, no obstante al final se descubre que solo fingía padecerlo para eludir la pena judicial (Simulación).
  • Identidad/Identity (2003) de James Gold. Debido a una gran tormenta, varios viajeros se ven atrapados en un motel de carretera, en el que van siendo asesinados. Finalmente comprendemos que esos personajes son las personalidades alternas de un asesino en serie, que están siendo eliminadas dentro de un proceso terapéutico. Sin embargo, lamentablemente la que sobrevive es la del asesino y el paciente no se recupera.
  • La ventana Secreta/Secret Window (2004) de David Koepp, basada en una novela de Stephen King. En este caso, Johnny Depp da vida a un escritor que está sufriendo una crisis personal y se retira a una solitaria casa en un bosque. Allí aparece un extraño personaje que le recrimina que le ha plagiado su obra. Este personaje será su identidad alterna.
  • El escondite/Hide and Seek (2005) de John Polson. Robert de Niro encarna a David Callaway, un hombre neoyorquino que marcha al campo con su hija (Dakota Fanning) para ayudarle en el proceso de recuperación del fallecimiento repentino de su madre. Allí, la niña empieza a hablar con un amigo “imaginario”, que resulta ser la segunda personalidad del padre.

Otros títulos relacionados:

El nombre de Caín/Raising Cain (1992) de Brian de Palma. Session 9 (2001) de Brad AndersonEl Club de la Lucha/Fight Club (1999) de David Fincher.

Dra. Elena Díaz, Psiquiatra en IVANN

Categories:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.